miércoles, 12 de julio de 2017

El huevo: proyecto lulun

Un estudio realizado por la Universidad de Washington en St. Louis y la Universidad San Francisco en Quito, Ecuador, demostró, que comer un huevo diario puede hacer que los niños mal nutridos crezcan más y mejor. Los primeros años de vida son críticos para el crecimiento y desarrollo de los niños. Y, cualquier retraso del crecimiento en esos primeros años, casi siempre es irreversible, siendo la malnutrición  una de sus principales causas. (Lulun, en la lengua quechua de los aborígenes andinos significa huevo).

Se partió de la hipótesis de que el huevo, es una buena fuente nutricional, y que la introducción temprana del mismo una vez iniciada la alimentación complementaria del niño, iba a mejorar su crecimiento y desarrollo. Este proyecto, fue un estudio controlado y aleatorio que se realizó en la provincia Cotopaxi en Ecuador de marzo a diciembre/2015, en niños entre las edades de 6 a 9 meses. Hay que recordar, que la provincia Cotopaxi, tiene una de las prevalencias más altas en el retraso de talla y peso en sus niños preescolares según su Encuesta Nacional de Salud y Nutrición  2011/2013.

Participaron 160 niños divididos en dos grupos de 80; a un grupo se le dio a comer un huevo diario por 6 meses, sin importar la forma en que fue cocinado, y con el otro grupo, no se hizo ninguna intervención nutricional. Los investigadores visitaron a las familias participantes una vez por semana para distribuirles los huevos, supervisar su consumo y registrar posibles efectos adversos. No se reportaron alergias o cualquier otro efecto no deseado.

Encontraron que la incidencia de retraso en la talla entre los niños que se alimentaron con un huevo diario por seis meses, fue de un 47% menor comparado con el grupo control. Y, la incidencia de los niños con un peso por debajo de lo normal se redujo impresionantemente en un 74%. El consumo diario de un huevo en estos niños, aumentó la marca que alcanzaron en las tablas estandarizadas y de referencia de peso y talla para cada edad.

El estudio o proyecto Lulun confirmó la hipótesis de que la introducción temprana del huevo en la alimentación, distinto a lo que se creía, mejora significativamente el crecimiento y desarrollo de los niños en riesgos de malnutrición. “El huevo, es de fácil adquisición para las poblaciones más vulnerables a las hambrunas escondidas o a las deficiencias nutricionales”. Lora Lannotti, nutricionista infantil, líder de ésta investigation.

Referencia: Eggs in Early Complementary Feeding and Child Growth: A Randomized Controlled Trial. Lora
Lannotti and Cols. Pediatrics, July/2017, Volume 140/ISSUE 1.
Dr. Marcos Díaz Guillén
pediatra-neonatólogo
Santo Domingo
República Dominicana





No hay comentarios:

Publicar un comentario