domingo, 14 de agosto de 2022

DROGAS ILEGALES, MEDICINALES Y RECREACIONALES

 

Cuando una droga es ilegal, la autoridad no puede establecer normas de pureza y calidad sobre ella. En la calle, esa droga puede ser adulterada con un alto riesgo de producir serios daños a la salud.  

 

 En clubes y fiestas, se usan drogas ilegales a modo recreacional tales como el Éxtasis, el Ácido Lisérgico (LSD) y otras, cuyos daños a la salud son bien conocidos. Y la mariguana, droga también ilegal, que ha sido legalizada para su uso recreacional en algunos países y que los niños la pueden adquirir como bizcochos, galletas y helados.

 

 La mariguana afecta la corteza pre frontal, que es la zona del cerebro que controla la toma de decisiones. Un área del cerebro humano que hasta los 20 años no se ha desarrollado completamente.

 

La mariguana, además, afecta regiones cerebrales que controlan la memoria, el aprendizaje, la atención, la coordinación, las emociones y la respuesta a los estímulos. Esta droga, ha sido la responsable de tantos accidentes en jóvenes que han conducido vehículos bajo sus efectos, como también sucede con el alcohol.

 

 La mariguana, es la materia prima en la fabricación de algunos fármacos para el control del dolor insoportable que producen algunas enfermedades. En pediatría el Epidolex, es un fármaco a base de mariguana para controlar las convulsiones que no responden al tratamiento convencional que vemos en el síndrome de Dravet y otras enfermedades neurológicas. El Marinol (Dronaminol) y el Sativex (Nabiximols) son otros dos productos provenientes de la mariguana conocidos y aprobados para el uso medicinal en las náuseas, vómitos, mareos y dolor severo en diferentes tipos de cáncer y enfermedades invalidantes. Entonces, la mariguana para el uso en medicina, en fármacos científicamente elaborados y autorizados deberá ser bienvenida.

 

 Sin embargo, en el uso recreacional de la mariguana sabemos, que es una droga peligrosa particularmente en niños y jóvenes y que en ellos puede ser el primer paso para experimentar con drogas más pesadas. Los médicos sabemos, que cuando una persona necesita de una droga para poder recrearse y sentirse bien, es un indicador de que en esa persona algo anda mal, que necesita de la ayuda profesional y de su familia. Sabemos también, que no hay que ser un profesional para entender que, en el uso recreacional de la mariguana y otras drogas, existe la manipulación más ruin de las debilidades humanas, y un negocio que maneja miles de millones de dólares.

Marcos Díaz Guillén

pediatra-neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.

 

sábado, 6 de agosto de 2022

POLIO SALVAJE Y POLIO VACUNAL

 

Polio salvaje, es el virus que se encuentra en su estado natural o salvaje y que produce la enfermedad poliomielitis. Polio vacunal, es el virus que puede producir la poliomielitis a través de las heces de personas que se vacunaron contra la polio con la vacuna oral o bebida (OPV).

 

Existe una vacuna de virus muerto contra la poliomielitis (IPV) para uso intramuscular tan efectiva como la vacuna OPV - oral, pero esta última puede producir la poliomielitis postvacunal. Entonces, lo correcto es, que todos los niños puedan vacunarse contra esta enfermedad con la IPV, la que usamos a nivel privado, que viene combinada con otras vacunas, pero que también existe como una inyección aparte. Nuestro país, no le ha podido brindar esa oportunidad a los niños a nivel público, algo que ya se está haciendo en países muy parecidos al nuestro como Panamá, Costa Rica, Chile, México, Puerto Rico, Uruguay, Colombia y otros.

 

Entre el 12 de julio y el 18 de noviembre del 2000 se identificaron en R.D. 19 casos de parálisis flácida aguda, 6 casos confirmados en los que se aisló el tipo 1 del polio virus. Ninguno estaba vacunado o lo estaba de manera incompleta. Llama la atención, porque desde 1991 no se había detectado ningún caso de poliomielitis atribuible a polio virus salvaje en el continente americano y, porque 14 de los 19 casos fueron derivados de la vacuna polio virus oral (OPV). (Boletín Epidemiológico, Vol. 21, No. 4, diciembre, 2000).

 

En estos días, un adulto joven no vacunado residente en Nueva York, contrajo polio. Casi seguro por contacto con alguna persona vacunada con la vacuna oral a base de virus vivos debilitados informaron las autoridades de salud de ese país. Esta vacuna produce buena inmunidad, pero el virus se replica en el intestino de la persona vacunada para excretarse por las heces por semanas. Si no hay buena cobertura vacunal y hay malas condiciones de higiene, el virus excretado en las heces es el responsable de tantos casos que se están reportando de poliomielitis vacunal.

 

Pasar del esquema Oral al esquema IPV de vacunación es la meta, que puede hacerse de manera gradual con la recomendación de los expertos de iniciar con una 1ra. y 2da. dosis con IPV y la 3ra. dosis oral o una 1ra. dosis IPV y las otras dos dosis oral, pero en nuestro país se está haciendo al revés. De ahí, la importancia de que nuestra cámara de diputados apruebe la ley de vacuna aprobada en el Senado y defendida por los pediatras senadores Dra. Lía Diaz y el Dr. Bautista Rojas Gómez, la Sociedad Dominicana de Pediatría y la Sociedad Dominicana de Vacunología. Que entre otras cosas contempla la formación de un Comité Asesor en Vacunas, como en los países más avanzados, para evitar que la vacunación de nuestros niños, sea la decisión exclusiva de un “experto”.

Marcos Díaz Guillén

pediatra - neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.

 

 

 

 

lunes, 25 de julio de 2022

VIDEOJUEGOS: UN TRASTORNO MENTAL

 

Definitivamente, la OMS reconoce que la adicción a los video juegos es un trastorno mental. Aceptado en la última revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11). No poder parar de jugar en la internet, perder a los amigos y rendir poco en el trabajo por un año o más son algunos síntomas de este trastorno o adicción a la “droga electrónica” o al “opio espiritual “como lo ha llamado un medio oficial chino.

 

No son pocas las madres que, ponen en manos de sus niños un celular o tableta para lograr tranquilizarlos y que le permitan hacer sus labores o su trabajo de oficina virtual desde la casa. Es cierto que eso les permite trabajar, pero también es cierto que le están haciendo a sus hijos un daño en su personalidad y su salud emocional que pudiera ser irreversible.

 

El pediatra lo nota fácilmente en la consulta, a la que llegan niños muy pequeños, distraídos, muy lejos de la realidad y muy callados, y otros de más edad, incapaces de responder a un saludo o a una pregunta, y padres que no parecen darse cuenta. Niños irritables, apáticos y tristes. Que fueron buenos estudiantes y que hoy, reprueban en sus escuelas y colegios. Porque de manera irresponsable, también se les permite ir a la cama con estos dispositivos electrónicos, dormir muy poco y llegar cansados para sus labores.

 

“La undécima Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) aprobada por los datos que aportaron más de 90 países, que está en uso por los profesionales de la salud, codifica 1.6 millones de casos clínicos, y es la primera revisión de la lista en 30 años, pues la revisión anterior pertenece a un tiempo en el que este trastorno apenas existía” (OMS).

 

Otros síntomas frecuentes que se observan en los niños con este trastorno mental son: angustia, ansiedad, depresión y pérdida de la autoestima. Condiciones que mas adelante en la adolescencia, pueden llevar al intento de suicidio o al suicidio mismo.

 

No queremos alarmar, pero sí alertar al decir que, la tecnología no es mala, que lo malo es, dejarnos manipular, haciendo un uso inadecuado de ella. Es un llamado al equilibrio en lo que hacemos y permitimos hacer a nuestros hijos. Es un llamado a educar, si queremos contribuir a un mejor desarrollo psicológico, físico y emocional de nuestros niños.

Marcos Díaz Guillén

pediatra-neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.

 

 

 

domingo, 17 de julio de 2022

MUTACIONES, VARIANTES Y SUBVARIANTES

 

Una característica de los virus es, seguir contagiando mientras encuentren terreno fértil para hacerlo. Al encontrar personas no vacunadas, se siguen replicando y disponen del tiempo para producir mutaciones y variantes y estas a su vez producir subvariantes. Es lo que está sucediendo con el SARS-Cov-2, que produjo la variante Delta, muy agresiva principalmente en los no vacunados y últimamente, la Ómicron con las subvariantes BA.4 y BA. 5 que pueden infectar a personas que han padecido la enfermedad e incluso a personas vacunadas.

 

Otra característica en el caso del SARS-C0v-2 es, que el virus se puede transmitir de personas infectadas a personas sanas antes de que aquellas presenten algún síntoma. Lo que hace difícil, por no decir imposible, detener los contagios que están creciendo de nuevo y de manera exponencial en el mundo.

 

En nuestro país, por ejemplo, hay que destacar que muchísimas personas (sin estadísticas), por lo que vemos y oímos, se hacen pruebas caseras para detectar contagios con resultados positivos que no son reportadas al MSP ni al médico y que dan por seguro que, un resultado negativo significa que no se está contagiado. Mucha gente, además, dispone de un kit con una serie de medicamentos recetados o auto recetados de manera empírica que incluye a la Ivermectina que se ha demostrado no sirve contra la Covid-19. Ante esta realidad, ¿Qué hacer?

 

Educar y Educar. Relanzar de nuevo las vacunas para que abarquen a toda la población, como ya lo hicimos una vez. Desde los niños lactantes con las vacunas a las concentraciones aprobadas para sus distintas edades, hasta los envejecientes. Proteger, cuidar y vacunar a todas las personas con alguna condición que les predisponga a agravarse o morir si es que llegaran a contagiarse y que incluya a las embarazadas. Sin desigualdades sociales, para que todos sin excepción, tengamos acceso a las vacunas y a muchos otros bienes y servicios.

 

Fortalecer nuestro sistema inmunológico haciendo entre otras cosas: vida al aire libre, disfrutar la naturaleza, playas y ríos. Haciendo algún deporte o actividad física y una alimentación sana. Que niños y adultos duerman diez y ocho horas por la noche. Aprender a administrar la televisión, las noticias y las redes sociales, dejando a un lado a las personas conflictivas. Y dejarnos guiar por la ciencia, por los expertos en salud pública, sus directrices y recomendaciones.

Marcos Díaz Guillén

pediatra-neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.

 

 

 

domingo, 10 de julio de 2022

VIRUELA SÍMICA O VIRUELA DEL MONO

 

Un brote de esta viruela apareció en el Reino Unido el 29 de abril 2022, con un ciudadano británico que presentó síntomas luego de haber visitado Nigeria, país de África Occidental donde la enfermedad es endémica.

 

La viruela del mono se puede transmitir de persona a persona. No es lo común. Lo común es, que se contagie por el contacto directo de personas con roedores y primates. Con sangre y líquidos corporales a través de la piel y mucosas de esos animales infectados. Aunque no debe ser motivo de alarma, los países y la comunidad médica mundial deben estar alertas, porque se está expandiendo rápidamente.

 

La enfermedad se caracteriza por: fiebre, cansancio, dolores en el cuerpo, inflamación de ganglios y erupción de la piel, más frecuente en la cara, palmas de la mano y plantas de los pies.

 

No existe un tratamiento para la viruela del mono, lo que se hace es, mejorar los síntomas hasta que el virus deje de replicarse y la enfermedad desaparezca espontáneamente. Aunque comparten virus de una misma familia, la viruela del mono no es lo mismo que la viruela humana. Esta, fue erradicada con la vacuna antivariólica y no existe desde 1980.

 

 Es correcto pensar que las personas que han sido vacunadas contra la viruela humana, tengan alguna protección contra la viruela del mono. Y, aunque algunos países conservan lotes de la vacuna contra la viruela humana, son vacunas de primera generación que se han mantenido como reservas nacionales y no se recomiendan contra la viruela del mono, porque no cumplen con las normas actuales de fabricación y seguridad.  

 

Existen vacunas seguras, de segunda y tercera generación (MVA – BN) aprobadas para la prevención de la viruela del mono, pero no para vacunación masiva, sino para trabajadores sanitarios y personal de alto riesgo, que debe inyectarse dentro de los 4 días siguientes a la exposición para prevenir el contagio y la enfermedad.

 

 En lo que va de este año, han fallecido por viruela del mono 72 personas en los países donde la enfermedad es endémica. Más de 3, 000 casos han sido confirmados o sospechosos en 39 nuevos países sin fallecimientos. Y, aunque para la OMS por el momento, no representa una emergencia de Salud Pública Internacional, debemos estar alertas, porque la enfermedad se sigue expandiendo sin que sepamos con seguridad, cuál podrá ser el comportamiento de este virus.

Marcos Díaz Guillén

pediatra-neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.

 

 

 

lunes, 4 de julio de 2022

LONG COVID O COVID PERSISTENTE

 

Esta entidad fue reconocida por la OMS en septiembre 2020, y se refiere a personas que han sufrido la infección por el SARS-Cov-2 con síntomas persistentes por semanas o meses. Que, si bien es cierto que es más notorio y frecuente en personas envejecientes, también se ha descrito en adultos jóvenes, en adolescentes y en niños.

 

El SARS-Cov-2 y la pandemia lo ha cambiado todo, nos ha enseñado mucho, y es mucho lo que todavía tenemos que aprender.

 

Un estudio reciente plantea la hipótesis de que, en la pandemia, se produjo una disminución de los casos de enfermedad de Kawasaki en todo el mundo, debido al aislamiento y a la obligatoriedad del uso de la mascarilla. Que apoya la teoría de que la enfermedad de Kawasaki pudiera tener su origen en partículas y virus contenidas en el aire que respiramos, ya que una vez que las personas han vuelto a la presencialidad y la mascarilla se ha dejado de usar, la enfermedad de Kawasaki ha reaparecido en iguales o mayores proporciones que las reportadas antes del año 2020.

 

Los CDC de los EE.UU. han informado recientemente, que el SARS-Cov-2 continúa contagiando y mutando para dar paso a lo que conocemos como Long COVID o COVID persistente, que es, una amplia gama de síntomas que pueden durar semanas, meses o más tiempo a partir del inicio de la infección.

 

Síntomas de dificultad respiratoria, fatiga, hipertensión arterial, trastornos de la memoria, enfermedad mental, depresión, ansiedad, coágulos en la sangre, enfermedad renal etc. es la nueva faceta de este virus, un nuevo síndrome que afecta principalmente a adultos mayores, pero que muy bien puede presentarse a otras edades y en trastornos de otra etiología. Que pueden confundir al médico, quien tiene que diagnosticar muy bien, para saber qué es lo que está tratando.

 

Hay que seguir estudiando y aprendiendo del nuevo coronavirus. Porque lo que vemos en los envejecientes y que aún no entendemos muy bien. Con otras características, también se ve en la población infantil que, aunque menos severamente afectada, los estudios hasta ahora conocidos en esta población, tienen sus limitaciones y son menos concluyentes.

 

REFERENCIAS: More Evidence Kawasaki Disease Trigger Is Something in the Air. By Nicole Lou, Staff writer, MedPage Today, June 17, 2022.

Long COVID In Older Adults: An Elusive Geriatric Syndrome. By Liron Sinvani, MD. MedPage Today, May 31, 2022.

Marcos Díaz Guillén

pediatra - neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.

 

 

 

 

 

lunes, 13 de junio de 2022

LOS NIÑOS Y EL POLVO DEL SAHARA

 

Los meses de junio, julio y agosto, es el tiempo más crítico respecto al polvo del Sáhara y la salud de nuestros niños. El polvo del Sáhara es una masa de aire seco cargada de polvo proveniente de África que trae consigo, partículas que contienen bacterias, virus, esporas y pesticidas que pueden afectar principalmente la salud de los niños y los envejecientes. A los niños, porque tienen un sistema inmunológico débil, a los envejecientes, porque, además, muchos padecen enfermedades crónicas.

 

  Si bien es cierto que podemos tomar algunas medidas para proteger a nuestros niños, a las demás personas y a los animales frente a este este fenómeno, la realidad es, que el polvo del Sáhara, que es una columna de más de 100 millones de toneladas de polvo, en la actualidad es la más intensa de los últimos 50 años; debido al cambio climático y al calentamiento global cuya causa principal está en la actividad humana.

 

El polvo del Sáhara irrita e inflama las vías respiratorias superiores e inferiores del niño, irrita sus ojos produciéndole picor y lagrimeo, y en su piel, dermatitis que antes no veíamos. Los niños asmáticos o con predisposición al broncoespasmo exacerban los síntomas y es notorio en estos días, ver a muchos niños con dificultad respiratoria o que presentan una tos persistente sin ningún otro síntoma que nos haga pensar en alguna enfermedad conocida. Y, ¿qué decir de los envejecientes con alguna enfermedad cardiovascular o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, que no responden adecuadamente al tratamiento, y los pacientes con secuelas de la enfermedad COVID-19? En ellos, el polvo del Sáhara, es un factor de complicación.

 

Por esas razones, debemos continuar con la mascarilla en los locales cerrados evitando el contagio de una pandemia que no ha terminado, y en los lugares abiertos cuando veamos un cielo gris-amarillento característico del polvo contaminante, cerrar las casas en esos momentos, mantener una buena hidratación e higiene corporal, enseñar a nuestros niños a no frotarse los ojos y la nariz, tener siempre a mano la medicación del paciente asmático y avisar al médico si la respuesta al tratamiento no es la esperada.

 

No olvidar, que la solución definitiva a este y otros problemas similares en el mundo, solo será posible, cuando aprendamos a amar y respetar nuestro planeta. Y, que nunca es tarde para empezar.

Marcos Díaz Guillén

pediatra-neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.