domingo, 27 de septiembre de 2020

Hisopado nasofaríngeo Vs Saliva para el diagnóstico del SARS-Cov-2

 

Las pruebas para el diagnóstico de la infección por el SARS-Cov-2 son esenciales para la vigilancia y control de la pandemia, y todas tienen su valor. Sin embargo, es importante saber elegir el momento en el que se obtienen, para que los resultados sean confiables. También es importante que la gente no divulgue todo lo que lee sin conocer su origen, como dar a entender que solo el hisopado nasofaríngeo es la única prueba segura. 

 

Aunque el estándar actual es el frotis nasofaríngeo mediante Reacción en Cadena de la Polimerasa Transcriptasa Inversa (PCR-RT), la muestra de la saliva es una alternativa muy válida. 

 

Un grupo de 70 pacientes con COVID-19 dio su consentimiento para participar en un estudio (NEJM.org). Luego de confirmarse COVID-19 en una muestra por hisopado nasofaríngeo positivo en el momento de la admisión al hospital, se obtuvieron muestras adicionales durante la hospitalización. Se probaron muestras de saliva recolectadas por los propios pacientes y frotis nasofaríngeos recolectados en el mismo momento por trabajadores de la salud.

 

En el ensayo se utilizaron cebadores (secuencia de inicio en la replicación en cadena) de los CDC y, se detectaron más copias de ARN del SARS-Cov-2 en las muestras de saliva, que en las muestras del hisopado nasofaríngeo. Además, un mayor porcentaje de muestras de saliva que las muestras por hisopo resultaron positivas hasta 10 días después del diagnóstico de COVID-19. De 1 a 5 días después del diagnóstico el 81% de las muestras de saliva fueron positivas en comparación con el 71% de las muestras por hisopo.  Lo que demuestra que tanto una como la otra, tienen al menos una sensibilidad similar en la detección del SARS-Cov-2 durante el curso de la hospitalización en ese grupo de pacientes estudiados. Estudios recientes demuestran que el virus se puede detectar en saliva de personas asintomáticas y pacientes ambulatorios.

 

La detección del virus por PCR-RT mediante hisopado nasofaríngeo como por la recolección en saliva son válidas, con la ventaja que la recolección en saliva reduce la demanda de hisopos y equipos de protección personal. Es solo un dato para que dejemos de confundir divulgando todo lo que oímos respecto a la COVID-19.

 

REFERENCIA: “Saliva or Nasopharyngeal Swab for Detection of SARS-Cov-2. NEJM, september 3, 2020. Anne L. Wyllie, PhD, Escuela de Salud Pública de Yale, New Haven, CT.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

lunes, 14 de septiembre de 2020

El día 9 del mes 9

 

El día 9 de septiembre, que es el mes 9 del año, como 9 son los meses del embarazo en la especie humana, se celebra el día mundial del Síndrome Alcohólico Fetal (SAF), que no es más que un llamado a la conciencia de la mujer en edad reproductiva a que no tome alcohol si está embarazada, piensa estarlo o está amamantando.

 

El 17 de octubre del año 2018 el Ministerio de Salud Pública de la R. D. conjuntamente con OPS/OMS celebró el foro “Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal” para colocar en la agenda pública la situación del consumo de alcohol en la mujer embarazada y sensibilizar a la población sobre esta problemática. En dicho encuentro, la representante de la OPS en el país informaba que, “según nuestras estadísticas la Republica Dominicana ocupa el tercer lugar en la región de las Américas en el consumo de bebidas alcohólicas por las mujeres embarazadas, y eso, constituye un problema de salud tanto para el feto como para la madre, su familia y la sociedad”.

 

El SAF fue descrito en 1973 por Kenneth Lyons y David W. Smith de la escuela de medicina de la universidad de Washington en Seattle. En 1968 Paul Lemoine en Francia ya había publicado el caso de niños hijos de madres alcohólicas con característica especiales. Estos descubrimientos fueron confirmados por un grupo de investigadores en Gothenburg, Suecia, 1979.

 

Los niños con SAF tienen cabeza pequeña, puente nasal plano, nariz corta, labio superior delgado, surco nasal liso y ojos que recuerdan a los del síndrome de Down. Y una condición que siempre está presente: el retraso mental. Como no sabemos cuál es la concentración de alcohol capaz de dañar al feto, lo correcto es no tomar nada de alcohol en el embarazo y mientras se está amamantando, etapas en las que el cerebro del niño está en pleno desarrollo y crecimiento.

 

En la R. D. existe el “Clúster del Alcohol” integrado por varias instituciones bajo la coordinación de la Dirección de Salud Mental del MSP cuya función fundamental entre otras es, hacer conciencia en las embarazadas, los profesionales sanitarios y la población general de que el SAF es un problema real y grave, que afecta a la salud de los niños para toda su vida, que es prevenible, y que esa prevención está en nuestras manos.

Dr. Marcos Díaz Guillén

pediatra-neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.

 

 

 

 

 

 

 

 

miércoles, 9 de septiembre de 2020

Una nueva vacuna ...

 

Los millones de infectados y los cientos de miles de fallecidos en el mundo por el nuevo coronavirus tiene a la humanidad ansiosa de que aparezca una nueva vacuna contra esta enfermedad. Y parece habernos olvidado de las vacunas que están disponibles y que han sido responsables de salvar millones de vidas.

 

El miedo al contagio por el coronavirus impidió a los padres llevar a sus hijos a los centros de vacunación. Muchos de estos por el mismo miedo cerraron sus puertas, dando como resultado una baja cobertura vacunal de hasta un 40% en muchos países y, a la reaparición de enfermedades que estaban muy bien controladas.

 

Basta un ejemplo: la última epidemia de Ébola que padeció la República Democrática del Congo en el año 2019 llegó a matar a más 2, 000 personas, pero por el hecho de haber descuidado las vacunas, murieron en su población más de 6, 000 niños por sarampión ese mismo año (OPS).

 

Llamamos la atención al Ministerio de Salud Pública y al Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), porque los pediatras insistiremos con los padres para que lleven sus niños a vacunar a los centros públicos del país, y que no se repita la triste experiencia de ser devueltos porque no se dispone de vacunas. Porque es ahí donde hay que invertir.

 

Un dato importante es que el nuevo coronavirus tiene ya seis meses de actividad, que la reducción de la cobertura por vacunas ha llegado hasta un 8.3 % mensual, que es una cifra muy alta. Que parece que el virus va a permanecer por mucho tiempo, y que la vacuna contra la COVID-19 no sabemos cuándo estará disponible en nuestra América pobre. Una región que para mayo 2020 ya había registrado más de 3, 400 nuevos casos de sarampión, porque debido a la pandemia, nos descuidamos de los programas de inmunización.

 

Debemos tener un PAI más fuerte, que llegue a toda la población, teniendo como prioridad a los niños, embarazadas, envejecientes, personal sanitario y a las personas con problemas de salud como los pacientes renales, cardiópatas, diabéticos, hipertensos etc. porque manteniendo a la población vacunada y sana, dispondremos de más recursos y hospitales para hacer frente efectivamente a la pandemia.

 

REFERENCIA: “Impacto de las coberturas de inmunización durante la pandemia COVID-19” Por María Luisa Ávila (Costa Rica). Desayuno SDP, 27/8/2020. Disponible en: www.pediatriadominicana.org

Dr. Marcos Díaz Guillén

Pediatra - neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.

 

 

 

 

 

martes, 1 de septiembre de 2020

RECIÉN NACIDO DE MADRE CON COVID-19

 

El niño recién nacido puede ser infectado por el virus que produce la COVID-19 luego de haber estado en contacto con una persona infectada. Algunos bebés han dado positivo para el virus después de nacer, pero se desconoce si se infectaron antes, durante o después del parto.  La mayoría de los bebés infectados no han presentado síntomas o han sido muy leves. Sin embargo, se conoce de recién nacidos que han enfermado gravemente.

 

También, se han notificado nacimientos prematuros en madres positivas, pero no está claro que la prematuridad esté relacionada con el virus. Y es que a medida que la pandemia continua, su impacto en los recién nacidos es cada día más incierto.

 

En estudios recientes, niños han tenido evidencias de infección por el SARS-Cov-2, unos nacieron con niveles de anticuerpos positivos para IGG e IGM y resultados negativos a la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), mientras otros han sido positivos a esta prueba.

 

Es poco probable que el virus tenga una transmisión vertical(madre-hijo), pues las pruebas para el coronavirus en placenta, cordón umbilical, líquido amniótico, secreciones vaginales y la leche materna hasta hoy han resultado negativas. Lo que parece ser cierto es que la transmisión en el recién nacido es horizontal, es decir, que no es madre-hijo a través de la placenta.

 

¿Debe el bebé nacido de una mujer con COVID-19 permanecer con su madre y ser amamantado? En China le cortan el cordón umbilical inmediatamente al nacer, el niño no tiene contacto con su madre, no puede ser amamantado y deberá estar aislado por 14 días. Mientras que la OMS recomienda el contacto piel con piel madre-hijo, alojamiento conjunto y lactancia materna para los niños nacidos de madres con COVID-19. La Sociedad Italiana de Neonatología, el Real Colegio de Pediatras y Salud Infantil y la Sociedad Canadiense de Pediatría apoyan el alojamiento conjunto y la lactancia materna con medidas adecuadas de protección, y esto solo no se hace en los casos de madres muy enfermas.

 

Respecto a este tema, hay más preguntas que respuestas. Sin embargo, siempre deberíamos decidir objetivamente para preservar el derecho del niño recién nacido a ser alimentado de

los senos de su madre.

 

REFERENCIA: “El cuidado de los recién nacidos de madres con COVID-19: más preguntas que respuestas”. Munish Gupta et Cols. DOI: https://doi.org/10.1542/Peds. agosto 2020 – 001842. Pediatrics.

Dr. Marcos Díaz Guillén

pediatra-neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.

 

 

 

 

 

 

lunes, 24 de agosto de 2020

Embarazo, mariguana y autismo

 

Aún no sabemos cuál es la concentración de mariguana capaz de dañar el cerebro de un bebé cuya madre la consume en el embarazo o mientras está amamantando. Sí sabemos que el principio activo de la droga (Tetrahidrocannabinol) pasa a través del seno y que puede detectarse en la leche materna hasta 6 días después de haber sido ingerida por última vez.

 

Recientemente, David Corsi, PhD, y sus colegas del hospital de Ottawa en Ontario, Canadá, afirma, que las madres que consumían mariguana en el embarazo tenían un 50% más de probabilidades de tener un hijo autista. También observaron indicios de un mayor riesgo de discapacidades intelectuales, del aprendizaje y trastornos de déficit de atención e hiperactividad. Este estudio que tiene sus limitaciones, pero con una casuística muy grande, los investigadores pidieron cautela al interpretar los resultados. Sin embargo, aclaran que sus recomendaciones basadas en sus hallazgos es que las mujeres que están embarazadas o que piensan embarazarse, eviten el uso de productos del cannabis.

 

Se analizaron más de 500, 000 nacimientos ocurridos entre 2007 y 2012 y esos niños fueron seguidos en su desarrollo por más de 10 años. En este grupo 3, 148 madres consumieron cannabis en su embarazo. La incidencia de trastorno del especto autista encontrado fue de 4 por cada 1, 000 personas – año entre los niños expuestos a la mariguana in útero en comparación con 2.4 por 1, 000 entre los niños cuyas madres no consumieron mariguana en el embarazo.

 

 Aunque la mariguana ha sido legalizada en muchos países y la gente la califica de inofensiva, su uso durante el embarazo y mientras se está amamantando es peligroso, porque son etapas en las que el cerebro humano está desarrollándose rápidamente. Por otra parte, existen suficientes estudios y evidencias científicas que demuestran que los adolescentes consumidores de mariguana desarrollan más frecuentemente problemas de salud mental, adicciones, depresión y psicosis.

 

El trastorno del Espectro Autista una condición del comportamiento humano que en las últimas dos décadas pareciera tener características epidémicas y con este estudio que relaciona el consumo del cannabis en el embarazo con el autismo, lo correcto es aconsejar a las mujeres en edad reproductiva, evitar la mariguana si está embarazada o desea estarlo.

 

REFERENCIA: “Los niños expuestos al cannabis en el útero tienen mayor riesgo de autismo”. Amanda D´Ambrosio, MedPage Today. 10 de agosto/2020.

Dr. Marcos Díaz Guillén

pediatra-neonatólogo

Santo Domingo

República Dominicana.

 

miércoles, 19 de agosto de 2020

Nueva Zelanda: un ejemplo para el mundo

 

Una isla remota, con ausencia de corrupción, con un alto nivel educacional y gran respeto a los derechos ciudadanos. Está libre de COVID-19.

 

Aún con su aislamiento geográfico, se sabía que la introducción del SARS-Cov-2 era inminente debido a la cantidad de turistas y estudiantes que llegan a ese país procedentes de Europa y China continental. Y se esperaba que la pandemia hiciera colapsar su sistema de salud pública. Desde el mes de febrero/2020, sus autoridades se preparaban para una eventual epidemia de influenza, adecuando sus hospitales para la gran afluencia de pacientes. Pero ante la nueva amenaza, de inmediato sus autoridades implementaron políticas de control de sus fronteras para limitar al nuevo coronavirus.

 

El primer caso de COVID-19 en Nueva Zelanda se diagnosticó el 26 de febrero/2020. Esa misma semana, los informes indicaban que el SARS-Cov-2 se comportaba más como un síndrome respiratorio agudo que como influenza, lo que sugería que era posible su contención. Ya en marzo, estaba claro que la transmisión comunitaria se estaba produciendo en un país que no tenía suficiente capacidad de pruebas y rastreo de contactos. Pero su población estaba muy bien informada por una fuerte promoción basada en la ciencia, y sus líderes, cambiaron rapidamente de una estrategia de mitigación a una estrategia de eliminación. El gobierno implementó un bloqueo estricto de todo el país el 26 de marzo, y después de 5 semanas y con los casos disminuyendo, el país rápidamente pasó de un nivel 4 a un nivel 3 de alerta por 2 semanas más, que resultó en 7 semanas donde la orden nacional fue de permanecer en sus casas.

 

A principios del mes de mayo, se identificó el último caso de COVID-19 en la comunidad, la persona fue puesta en aislamiento lo que marcó el final de la propagación

comunitaria. El 8 de junio el gobierno anunció el paso a un nivel 1 de alerta, declarando definitivamente el fin de la pandemia en Nueva Zelanda 103 días después de haberse diagnosticado el primer caso.

 

En nuestro país, la miopía y la intolerancia política impidió oír la voz del presidente del CMD que se desgañitó gritando desde muy temprano que se tomaran medidas similares a las adoptadas por Nueva Zelanda. Hoy, estamos pagando con muchas muertes, esa intolerancia y falta de visión.  

 

REFERENCIA: “Eliminación de la transmisión COVID-19 en Nueva Zelanda. Michael G. Baker, MB, Ch.B./ Nick Wilson, MB, ChB. MPH. University of Otago, Wellington, Nueva Zelanda. Agosto 7, 2020. DOI: 10.1056/NEJMc 2025203.

Dr. Marcos Díaz Guillén

Pediatra-neonatólogo

Santo Domingo

República Domininicana.

 

 

sábado, 8 de agosto de 2020

Semana de la Lactancia Materna en tiempo de pandemia.

 

 

En más de 170 países del 1 al 7 de agosto se está celebrando la semana de la lactancia materna. Con esta celebración mundial se conmemora la “Declaración del Innocenti” (Florencia, Italia, 1º. de agosto 1990). Porque amamantar, es un acto de amor y de prevención de enfermedades. Una medida de salud pública en la que el Estado tiene que involucrarse. Un derecho del niño que en nuestro país le ha sido negado.

 

En R.D. nacen miles de niños cada año. Un país con jóvenes bachilleres y estudiantes de medicina dispuestos a trabajar en su tiempo libre, un país con médicos sin trabajo. Recursos humanos que muy bien pudieran estar educando a las madres más necesitadas de orientación en nuestras maternidades, en el campo y la ciudad, en los barrios, 24 horas al día, 365 días al año. Pero para que eso suceda, hace falta una voluntad política que no existe, y que nos ha permitido exhibir una de las tasas más pobres de lactancia materna. El 4.7% de nuestras madres amamanta a sus hijos en los primeros 4 a 6 meses de vida. Un indicador de atraso.

 

La madre de un bebé privilegiado me preguntaba ¿Puedo seguir amamantando a mi hijo en tiempo de pandemia? Mi respuesta fue Si. Porque los estudios conocidos hasta el momento, favorecen la lactancia materna aún en los casos de madres contagiadas por COVID-19 si se respetan las reglas de prevención que conocemos. Hasta el momento, no existen evidencias científicas de que la COVID-19 se transmita a través del acto de lactar y la leche materna, aunque se sigue investigando al respecto. A través del seno la madre pasa a su bebé todos los anticuerpos que ella ha producido por las enfermedades que ha padecido y por las vacunas que ha recibido, y, puede combatir a la COVID-19 si el niño ha sido expuesto al virus.

 

“Apoyar la lactancia materna para un planeta saludable” ha sido relacionado por la Alianza Mundial para la Lactancia Materna (WABA) como el tema de este año para la semana mundial 2020. Que se centra, en el impacto de la alimentación infantil en el medio ambiente/cambio climático, y el imperativo de promover, proteger y apoyar la lactancia materna para la salud del planeta y la de su gente” (OMS/OPS).

Dr. Marcos Díaz Guillén