miércoles, 6 de octubre de 2010

Infección infantil por amebas



En nuestro medio es muy común que niños y adultos padezcan una y otra vez de Amebiasis Intestinal, una entidad clínica que se caracteriza por diarrea muco-sanguinolenta, nauseas y vómitos, inapetencia, dolor, distensión abdominal  y a veces fiebre. 

Las amebas no son virus ni bacterias, son protozoarios, es decir, organismos unicelulares que son resistentes a los antibióticos habituales.  El parasito se adquiere al consumir agua o alimentos contaminados con quistes de amebas.  Se estima que el 10% de la población mundial padece de amebas, pudiéndose afirmar que es una enfermedad de la pobreza o más bien de países no tan pobres cuyos bienes son administrados y distribuidos de una manera perversa.  Después de la malaria, la Amebiasis es quizá la enfermedad parasitaria que más muertes produce en el mundo. 

La Amebiasis es una infección oral-fecal, ya que se adquiere por la boca y se elimina en forma de quistes por las heces fecales. La ameba histolítica, llamada así porque puede producir lisis o destrucción del tejido intestinal con perforación y peritonitis, puede llegar al torrente sanguíneo y desde aquí alojarse en el hígado o el cerebro produciendo complicaciones muy severas.

Es una de las enfermedades que pone al desnudo las desigualdades sociales, ya que es propia de aquellos sectores donde no llega el agua potable, donde los alimentos son lavados y manipulados por personas de muy bajo nivel social que desconocen el peligro potencial de no lavarse las manos después de hacer sus necesidades y donde la educación no ha llegado a los padres ni a los hijos.

Por otra parte, es importante señalar que en la consulta pediátrica, donde asisten personas de clase media o media alta, es común tratar a los mismos niños de amebiasis intestinal reiteradas veces, lo que nos dice, que esos niños una vez curados vuelven al foco de infección que son sus hogares,  el colegio, o la calle donde pueden adquirir comidas contaminadas. 


Dr. Marcos Díaz Guillén
Pediatra - Neonatólogo
Santo Domingo - República Dominican



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada