miércoles, 8 de febrero de 2017

Enfermedad de Sever

Recibí en mi consulta una niña de 10 años de edad con dolor intenso en el talón de su pie derecho. La madre manifestó que su hija practica más de un deporte entre ellos la gimnasia. Pensé que se trataba de un caso de enfermedad de Sever, probablemente, la lesión del talón más frecuente en niños que hacen deportes de impacto.

Esta enfermedad suena más raro de lo que realmente es. Su diagnóstico es clínico, y no necesita de estudios  de imágenes, aunque el especialista pudiera pedir radiografías para descartar fracturas o fisuras. Se conoce también con el nombre de “epifisitis del calcáneo “.

La enfermedad  se caracteriza por dolor en la parte posterior del talón donde el tendón de Aquiles se inserta al hueso calcáneo; y se debe, a que en el período de mayor crecimiento entre los 8 y 15 años de edad, el hueso del talón crece más rápido que los músculos, tendones y ligamentos de la pierna; de hecho, el talón, es una parte del cuerpo que alcanza el tamaño del adulto cuando aún se es niño. Esta lesión, muy rara vez la veremos en adolescentes,  porque el talón suele terminar de crecer cuando se alcanza los 15 años de edad. La enfermedad de Sever es similar a la lesión conocida como Osgood – Schlatter que afecta también a los niños en los huesos de la rodilla.

 Además del dolor, el niño puede presentar dificultad para la marcha, inflamación y enrojecimiento del talón, rigidez del pie al levantarse, molestias cuando se le aprieta el talón o los talones, porque puede afectar a uno o ambos pies. Y el tratamiento es fundamentalmente reposo, compresas de hielo y analgésicos. El reposo puede ser de 2 hasta 8 semanas dependiendo del caso y en ocasiones puede necesitar de inmovilización. La recuperación es satisfactoria en todos los casos y el niño, podrá reiniciar su deporte y su actividad paulatinamente hasta la normalidad. La natación no está contraindicada y más bien se recomienda como parte de la recuperación. La enfermedad de Sever puede recidivar si no se guarda el reposo adecuado y si no se usa un calzado de calidad  con buena amortiguación.

Los deportes que más predisponen a la enfermedad de Sever son: tenis, básquetbol, futbol y gimnasia. Y, debemos sospecharla,  en todo niño(a) saludable, con una vida deportiva activa y que presente un dolor localizado en su talón. En todo caso, el pediatra, deberá remitir el paciente al especialista en medicina del deporte, al ortopedista o al fisiatra quienes confirmarán el diagnóstico y harán el tratamiento. Mientras tanto, habremos llevado mucha tranquilidad a unos padres muy preocupados.
Dr. Marcos Díaz Guillén
pediatra-neonatólogo
Santo Domingo
República Dominicana






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada