jueves, 8 de junio de 2017

Virus que acechan a Latino América y el Caribe

El 4 de enero del 2003 un agricultor de 22 años del pueblo rural de Samuzabeti, provincia Chapere, Bolivia, desarrolló síntomas de lo que parecía una simple gripe. Luego aparecieron los dolores musculares, en las articulaciones, vómitos y signos hemorrágicos. Dos semanas después el joven murió. Es el único caso registrado en el mundo de infección y muerte por el virus Chapere. Bautizado con el nombre de la provincia donde vivía el joven. (BBC Mundo, 21 de febrero/2017). Es decir, un nuevo virus desconocido.

Marcos Espinal pediatra dominicano, investigador y experto de la OMS/OPS,  director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Análisis de Salud para América Latina y el Caribe, dijo a BBC Mundo: “ en ésta zona, se registra un creciente número de eventos de interés para la salud pública internacional. Estamos ante una situación muy delicada. Y es, que las enfermedades infecciosas emergentes no solo cobran vidas, sino que además, implican inversiones millonarias para las naciones de la región “.

Para investigadores estadounidenses y franceses, en América Latina el costo de la lucha contra el dengue es en promedio, más de dos mil millones de dólares por año. Y, el brote del año 2009 de la gripe H1N1 solo en Méjico hizo que el turismo cayera estrepitosamente en ese país provocando pérdidas por más de 2, 800 millones de dólares. Lo mismo pasó con la epidemia del virus Zika en el año 2016. Para investigadores de la Universidad de Brown en los EE.UU., desde 1980, el número de brotes de enfermedades se ha triplicado en la región cada año, y estos brotes, no respetan fronteras.

Según Espinal, “estamos en un mundo globalizado, donde usted toma un avión en New York, y en 8 horas usted puede estar en Moscú”. Dice además, “que a la globalización se suma el cambio climático, la resistencia antimicrobiana y la falta de servicios básicos en nuestros países”.

Múltiples virus de otras latitudes acechan a Latino América y el Caribe. La globalización, el hombre depredador, la deforestación, la destrucción del habitat natural de otras especies, el cambio climático que obliga a las aves migratorias a buscar sus alimentos en lugares distintos, el desarrollo de un turismo irracional que agrede nuestras playas, son algunas de las causas para que nuevos virus nos ataquen.  Cada año, las enfermedades infecciosas producen más de 15 millones de muertes, en su mayoría niños menores de 6 años.

¿Qué hacer? Que no se sigan dilapidando nuestros recursos y el patrimonio de nuestros pueblos, que se invierta más en la educación y en la salud de nuestra gente.  Más vacunas y programas de lactancia materna, que el agua potable llegue a todos, y que todos podamos tener un trabajo para poder alimentarnos. Si no trabajamos seriamente en estos aspectos, nuestros niños seguirán muriendo y las enfermedades nos seguirán diezmando. Porque los virus, bacterias y enfermedades en general, tienen en nuestra ignorancia y pobreza a sus mejores aliados.
Dr. Marcos Díaz Guillén
pediatra-neonatólogo
Santo Domingo
República Dominicana





No hay comentarios:

Publicar un comentario